LOS RESCATES NO TERMINAN, CUANDO LES SACAMOS DE LA CALLE

 

Una vez se rescata un animal. hay mucho trabajo y mucha ayuda, la que necesitamos las protectoras, sobre todo protectoras pequeñas, con pocos recursos y sin residencia, como es la nuestra.

La primera necesidad para estos perros/gatos, es donde va a ir hasta que sea adoptado. Al no tener sitio físico, necesitamos de la ayuda de acogidas y éstas deben ser cercanas a nuestros veterinarios y voluntarios, para las visitas pertinentes y revisiones.

Disponemos de pocas casas de acogida ,y la mayoría de nuestros colaboradores, tienen ya varios animales acogidos y mayoritariamente gatos.

En los últimos 2 meses hemos rescatado estos 2 perros, que además de ser de raza de caza, coinciden en que tienen miedos y no tuvieron un pasado bonito y feliz.

Necesitan casas de acogidas especiales, con empatía y calma donde puedan superar sus miedos. Una familia que tenga paciencia con ellos, ambos son muy buenos y tranquilos en casa. Sólo quieren una camita y compañía… porque aún con sus miedos, estamos trabajando su socialización y van buscando mimos y caricias. No guardan rencor al humano, y solo quieren pasar página y ser tan felices como el resto de animales.

Horus: Galgo 1 añito. Más de 2 meses de rutina para su rescate. Sigue siendo miedosillo, pero le gusta que le acaricies, sabemos que en cuanto coge confianza, es un zalamero y te sigue a todos lados. Lleva 2 meses en acogida temporal y no sale nada nuevo para él. Necesitaba alguien que ya haya sido acogida y comprenda sus miedos, típicos de los galgos y perros de caza. HA SIDO ADOPTADO, pero sigue con miedos, y eso le ha hecho tener un percance, que le ha ocasionado pasar por quirófano.  ???

Bolt: mix de Podenco, nuestro recién rescatado, 22 días de rutina, no sabemos edad, pero creemos que es adulto o senior. Aunque sólo lleva 4 días con nosotros, hemos comprobado que es cariñoso, aún con miedo nos saluda moviendo su rabito tímidamente, y te sigue buscando para que le rasques la cabeza. Va muy bien con correa. Pero hubo que quitarle un riñón, debido a la leishmania, y necesita cuidados constantes para preservar el otro riñón, y su tensión alta. Está en acogida indefinida. Pero sigue con miedos. 

Necesitamos vuestra ayuda para poder seguir rescatando animales de la calle. Sin residencia, es muy difícil ayudarl@s a tod@s.

by Esther Aguado

asociacioncorazonanimal@gmail.com