GATOS Y PELIGROS EN LA CALLE

¿Es feliz nuestro gato todo el día encerrado en casa? ¿Puedo dejar salir a nuestro gato a la calle? ¿Es feliz todo el día en casa? ¿Es más feliz un gato callejero, que uno doméstico?

Los gatos que pueden salir a la calle, NO son más felices, que los que viven en casa.

Los motivos por los que un gato puede estar triste, pueden ser porque pasa demasiado tiempo solo, porque su zona de descanso, no está en un lugar tranquilo, porque su arenero no está lo suficientemente limpio, porque no come lo suficiente o no de buena calidad, porque no recibe las atenciones que desearía, por no tener un compañero con quien jugar, pero por no poder salir a la calle, nunca.

Sobre todo, si todas sus necesidades básicas, están perfectamente cubiertas.

Realmente pensar que el gato no es feliz por no poder estar en la calle, es pensar desde el punto de vista de un humano.

Los gatos funcionan completamente diferente. Y aunque pienses que los gatos son curiosos y que en el exterior podrán “descubrir” muchas cosas, los gatos con los descubrimientos que hacen por casa están más que satisfechos, y fuera no les espera otra cosa que peligros, envenenamientos, atropellos, maltrato, enfermedades, o que un día no vuelva…

La esperanza de vida de un gato que está en la calle es de 4/5 años de media, mientras que la de los gatos domésticos ronda casi los 20 años. Ese dato nos dice ya mucho.

Los peligros de la calle, seguro que alguna vez hemos conocido a alguien que ha sufrido como su gato era atropellado, o hemos oído hablar de gatos envenenados por esa gente psicópata, que por desgracia existe en el mundo (aunque muchos otros se envenenarán por comer algo que no debían)....

También es posible, que nuestros gatos se crucen con otros que por defender su territorio , o por los celos para encontrar hembras, le dejen malherido, u otros que se desorienten y no sean capaces de volver a casa. Es posible que cojan enfermedades que deterioren su salud, y que en los casos más graves puedan acabar con sus vidas. Y por desgracia un largo etcétera que acecha a nuestros gatos, fuera de nuestros hogares.

Así que nuestros gatos serán felices, disponiendo de espacio en la casa para explorar, de tener su comida rica y su agua limpia, de disponer de un lugar en el que refugiarse cuando quiera estar solo, amigos para jugar e interactuar, de estar limpio y bien alimentado, etc.

El resto de necesidades que podamos pensar, son desde el punto de vista humano, así que por lo único por lo que os tenéis que preocupar, es por no dejarles demasiado tiempo solos a lo largo del día, y por llenarles de cuidados y atenciones siempre que estés a su lado. Tener a alguien de confianza que les visite, o un servicio de guardería, como hacemos en la Asociación, donde atenderles, cepillarles, estar con ellos, jugando.... para evitar que se sientan abandonados. 

Y os aseguramos que vuestro gato, será el más feliz del mundo. Y vosotros también, sabiendo que siempre estará a salvo de todos los peligros que existen fuera en el exterior. 

😻😻😻😻😻😻😻😻😻😻