¿Tu perro, gato, conejo… presenta ansiedad por la comida?

Este es un comportamiento que observamos cada vez más frecuentemente, muchas veces está asociado a aburrimiento, estrés… Otras, viene derivado por algún efecto secundario de algún medicamento como pasa por ejemplo al administrar corticoides… Otras, esconde un problema mayor como puede ser hipotiroidismo o enfermedad pancreática.

Por ello, es importante observar a vuestros compañeros e intentar saber por qué les pasa, cuál es la razón escondida detrás de esa ansiedad y si no se corresponde con aburrimiento o con un efecto secundario, SIEMPRE hay que acudir al VETERINARIO para que valoren su estado de salud.

¿Cómo sé si mi compañero presenta ansiedad por la comida?

Para saber si tu perro, gato o conejo tiene ansiedad por la comida basta con observar su comportamiento, ¿le pones la comida y la devora como si hiciese años que no come?, ¿está siempre pidiendo comida?, ¿tras pegarse el atracón sigue pidiendo comida?, ¿vomita tras haber comido?, ¿se pone muy nervioso cuando le vas a poner la comida?, ¿no mastica?

Si tu respuesta es afirmativa a una o varias de estas preguntas, es posible que estés ante un caso de ansiedad por la comida. Debes buscar la causa subyacente de esa ansiedad para poder ponerle remedio, aunque si sigues leyendo te contamos algunas claves para intentar aliviar un poco la convivencia.

¿Qué riesgos tiene la ansiedad por la comida?

Pues el mayor riesgo es la obesidad, pues si no se controla comerán mucho más de lo que deben y acabarán engordando. Esto podrá ocasionar otros problemas de salud más graves y será la pescadilla que se muerde la cola.

Por ello, si estás desesperado y ya no sabes qué hacer para intentar regular la ingesta de comida, aquí queremos darte algunas claves, puede que no consigas llegar a solucionar el problema del todo, pero te ayudarán a sobrellevarlo lo mejor posible y a ayudar a tu compañero de 4 patas.

¿Qué hacer para solucionar o minimizar esa ansiedad?

Lo primero es observar si el pienso o la comida que le estás proporcionando a tu peludo cumple con los mínimos de calidad, pues si no le nutre es normal que siempre esté pidiendo comida. En perros y gatos deberás observar que la cantidad de proteína sea de un 30-40% recuerda que los perros y los gatos son carnívoros y por tanto también deberás observar que esa proteína provenga de origen animal, recuerda que debes evitar los subproductos y los cereales pues no les aportan nada (para más información te recomendamos que leas el artículo de nutrientes y el de alimentación felina o canina según sea tu caso, allí encontrarás mucha información acerca de alimentación y si te quedan dudas, escríbenos un e-mail a asociacioncorazonanimal@gmail.com y estaremos encantadas de ayudarte). En el caso de conejos, éstos son herbívoros por lo que su pienso deberá contener verduras y cereales, busca un pienso que tenga alto porcentaje de fibra >20%, un nivel de grasas lo más bajo posible y no tener demasiada proteína 12-18% (pronto tendremos un artículo más extenso sobre la alimentación de los conejos, estamos trabajando en ello J).

Una vez que has verificado que el alimento es el indicado para tu compañero de 4 patas, habrá que tomar otras medidas, entre ellas os proponemos:

  • Para evitar el aburrimiento y hacer la hora de la comida más atractiva y por tanto conseguir que coman más despacio es súper útil el uso de comederos anti-voracidad, este tipo de comederos tienen algunas trampas que les hace más difícil el comer rápido. El objetivo es que “tengan” que ganarse su comida, de esta forma es como un juego y por tanto les ayudamos a gastar energía mental y a que su cerebro detecte que están saciados. Vamos, es lo mismo que nos pasa a los humanos, si comes muy rápido, comes mucho más de lo que debes porque a tu cerebro le llega la orden de que estás saciado más tarde de lo que estás y luego te sientes empachado. Existen muchos tipos en el mercado, en la siguiente imagen os enseñamos algunos de los que podéis adquirir, lo ideal es tener varios e ir cambiándolos pues una vez que aprenden vuelven a comer rápido.

  • Otra opción a este tipo de comederos, son las alfombras olfativas, el objetivo es el mismo que en el anterior y además pueden ser un elemento decorativo.

  • Tener una rutina de comidas, de esta forma lo que haces es repartir la comida diaria en distintas tomas a lo largo del día.

 

  • Comederos automáticos, son caros pero hay veces que su coste merece la pena, se programan para que dispense una cantidad de comida estipulada a unas horas concretas. Los hay también que van asociados al número del microchip y sólo se abren si el número y la lectura del chip se corresponden

 

  • Es muy importante que le des su ración diaria y nada extra, requiere de mucha paciencia y muchas veces de mucho tiempo el conseguir que se olviden de la comida y reducir esa ansiedad.

 

  • Muchas veces funciona el enriquecimiento ambiental, pues comen por aburrimiento, por ello te recomendamos también que juegues con ellos, que les distraigas y que formes un vínculo con ellos.

Aquí te dejamos algunas alternativas que para gatos funcionan muy bien y no tendrás que gastar mucho en ello, basta con dedicarle un poquito de tiempo y maña y podrás hacerlo tú mismo: