Aquí os queremos dar algunas pautas para que elegir la comida de vuestros perros/gatos sea más sencilla, queremos intentar explicaros qué es lo que tenéis que ver y entender a la hora de leer la etiqueta de los piensos o latas.

Bueno lo primero que debemos saber es que nos tendremos que fijar tanto en la lista de ingredientes como en la composición analítica. Vamos a intentar ir por partes para que todo quede más claro, pero este tema es un poco enrevesado por lo que si hay alguna duda no os quedéis con ella y escribidnos que intentaremos aclarárosla.

Ingredientes

Bueno, vamos a empezar por el listado de ingredientes, lo primero que tenemos que saber es que según la ley, los ingredientes deben ir colocados en la lista por orden de mayor a menor cantidad. Por tanto el primer ingrediente que aparezca en la lista será del que más cantidad haya y así sucesivamente según vayamos avanzando en la lista. Aquellos ingredientes que no llevan porcentaje deben tener una cantidad entre el anterior y el posterior que sí que aparezca indicado.

Como os hemos explicado en los artículos propios de la alimentación de perros y gatos, estos animales son carnívoros, por ello optaremos por comidas que lleven carne como primer ingrediente, es decir, que tenga más cantidad de carne que de otros elementos. Aquí hay algunos trucos que debéis tener en cuenta a la hora de leer la etiqueta:

  • Descartaremos todos aquellos piensos que contengan SUBPRODUCTOS, los subproductos son partes baratas que no aportan nada nutricionalmente, suelen ser picos, patas, plumas, pelo, pezuñas…
  • La cantidad de carne indicada como “fresca” se reduce en 1/3, es decir que si en la etiqueta pone por ejemplo: “30% de carne fresca de…” en realidad la cantidad que queda en el pienso es 10%.
  • Hay muchas veces que en las etiquetas traducidas al castellano pone “harina de…” revisad la etiqueta en inglés puesto que las traducciones no siempre son fiables. En el caso de que en inglés aparezca “… meal” según la Association of American Feed Control Officials (AAFCO) se trata de un producto seco hecho a partir de carne limpia que puede incluir o no los huesos y en el cual no se incorporan plumas, cabezas, vísceras, picos o patas [1].
  • Una forma de saber cuánta carne contiene es ir sumando los porcentajes según vamos leyendo la etiqueta y teniendo en cuenta lo de la carne fresca.
  • Cuidado con las estrategias de márquetin puesto que los términos pueden ser engañosos… algunos términos que suelen usar en el etiquetado nos pueden confundir por lo que queremos intentar mostraros algunos habituales [2]:
    • “Sabor a …”: en este caso puede que el pienso no lleve NADA de la carne que indiquen que simplemente le hayan añadido saborizantes.
    • “Con …”: en este caso DEBE contener al menos un 4% del animal que indiquen aunque puede que no sea carne de buena calidad sino que sean subproductos.
    • “Rico en …”: en este caso debe contener al menos un 14% del animal indicado aunque siguen sin asegurarnos que sea carne de buena calidad o que sean subproductos.
    • “… (pollo, ternera, cordero, pescado…)”: en este caso debe contener al menos un 26% del animal que indiquen, pero como en los casos anteriores puede provenir de subproductos y no de carne.
    • “Carne de …”: en este caso debe contener un mínimo de un 26% del animal que indiquen en forma de carne. En este caso es en el único que nos garantizan que la carne es de buena calidad y que no incluye subproductos.

Otras consideraciones acerca de los ingredientes:

  • Evitaremos todos aquellos piensos en los que no indiquen de qué animal proviene la carne o las proteínas, puesto que es importante conocer con qué alimentamos a nuestros amigos.
  • Intentaremos evitar aquellos piensos que contengan cereales (trigo, maíz, soja, arroz…), puesto que hemos comentado que son hidratos de carbono. Los perros y los gatos no tienen amilasa en la boca por lo que no descomponen los hidratos de carbono en la misma y todo el trabajo lo tiene que realizar sus riñones y su hígado, haciendo que estos órganos se fuercen y pudiendo llegar a producir problemas en los mismos. Además suelen causar problemas de alergias, intolerancias alimentarias y de obesidad. En el caso de que haya que elegir un pienso que contenga cereales aceptaríamos el arroz puesto que es el más digestible de todos, aunque siempre deberá ser mayor la cantidad de carne que de cereal.
  • Suele cambiarse los cereales por patatas, legumbres… para compactar el pienso, un pienso con mucha proteína vegetal tampoco es bueno por lo que hay que tener cuidado cuando ponen muchos ingredientes y ver que la cantidad de carne es siempre superior al resto.

Composición analítica

La composición analítica nos indica la cantidad de proteínas, grasa, fibra, minerales, humedad e hidratos de carbono que contiene la comida, en definitiva nos indica los nutrientes que se aportan a nuestros amigos peludos.

Algunas consideraciones que deben tenerse en cuenta a la hora de mirar la composición analítica son las siguientes:

  • La cantidad de proteínas que reflejan es la suma las de origen animal y vegetal.
  • Los piensos con alto contenido en carne presentan mayor cantidad de cenizas (que son los minerales que no se queman).
  • El porcentaje de hidratos de carbono no se suele mostrar, pero los componentes analíticos deben sumar el 100% por lo que si sumas todos los elementos que se muestran (proteínas (PB), fibra (FB), grasa (GB), cenizas y humedad) lo que falte hasta el 100% es la cantidad de hidratos de carbono.

%HC = 100 - %PB - %GB - %FB - %Ceniza - %Humedad

  • Hay muchos piensos que no indican la cantidad de humedad que tienen, en general estará entre el 5 y el 10%.

Gracias a la composición analítica podemos calcular la energía metabolizable que como vimos en el artículo de los nutrientes se trata de la energía que son capaces de extraer nuestros animales del alimento que les damos.

Para calcular la energía metabolizable (EM) tenemos que saber cuánta energía proporciona cada uno de los nutrientes, es decir, hay que calcular la energía metabolizable que proporcionan las proteínas, grasas e hidratos de carbono y luego calcular la energía metabolizable total, para ello emplearemos estas ecuaciones [3]:

EMPB (Kcal/100g) = 3.5 * %PB

EMGB (Kcal/100g) = 8.5 * %GB

EMHC (Kcal/100g) = 3.5 * %HC

EMtotal (Kcal/100g) = EMPB + EMGB + EMHC

Conociendo la energía metabolizable y el requerimiento diario de energía (RER) del animal podemos calcular cuántos gramos de comida necesita nuestra mascota para mantenerse en un peso óptimo y estar sano.

RERperros (Kcal/día)= Peso0.75(Kg)  * actividad(Kcal/Kg*día)

RERgatos (Kcal/día)= Peso0.67(Kg) * actividad(Kcal/Kg*día)

Actividad Perros (Kcal/Kg*día) Gatos (Kcal/Kg*día)
Baja actividad (<1h/día andando) 95  
Actividad moderada (1-3h/día) 110-125  
Alta actividad (3-6h/día) 150-175  
Extrema actividad (168km/día) 860-1240  
Esterilizado/Casero/Baja actividad   52-75
Activos   100

 Cantidad de comida diaria (g) = 100 * RER/EMtotal

Todos estos cálculos deberían realizarse para el peso IDEAL del animal, es decir teniendo en cuenta cuánto debería pesar y no lo que pesa. Por tanto si un animal está por encima de su peso ideal se le proporcionará menos comida consiguiendo así que adelgace y si está por debajo de su peso ideal se le proporcionará más cantidad de comida consiguiendo que engorde.

También es importante conocer si el alimento que estamos proporcionando aporta los gramos de proteína necesarios para nuestros animales, puesto que recordad que tanto los gatos como los perros son carnívoros y extraen la energía de las proteínas. Un perro adulto necesita un mínimo de 2g proteína/kg peso/día [4] mientras que un gato adulto necesita un mínimo de 5,3g proteína/kg peso/día [5], estos datos son sólo orientativos puesto que dependiendo de la actividad del animal necesitará más o menos cantidad aunque el mínimo debería ser este. Para hacer un análisis más detallado habría que tener en cuenta también cuál es la digestibilidad de la proteína y cuánta proviene de animales o de vegetales, pero para hacer una primera estimación nos quedaremos con esta fórmula:


gPB/Kg = (%PB/EMtotal)*(RER/Peso)

Estas son algunas claves que pueden resultar útiles a la hora de elegir un pienso o una comida húmeda, aunque siempre hay que tener en cuenta que no a todos los animales les sienta bien el mismo pienso por lo que muchas veces para elegir un pienso es cosa de "ensayo-error" puesto que puede un pienso ser muy bueno en cuanto a composición e ingredientes pero que en particular a un animal concreto no le siente bien por tener alguna intolerancia o alergia a alguno de los componentes, porque no le termine de gustar y no quiera comerlo...


Bibliografía
[1] Rompala R Chicken and Chicken Meal: What are the differences?
[2] Rubio J L El código de los piensos para gatos: Aprende cómo elegir el mejor pienso para tu gato
[3] Manufacturers’ Association P food Calculating the energy content of prepared pet food and daily energy requirements of adult dogs and cats
[4] Luposan-iberica.com How much protein should I give to my dog?
[5] Hewson-Hughes A K, Hewson-Hughes V L, Miller A T, Hall S R, Simpson S J and Raubenheimer D 2011 Geometric analysis of macronutrient selection in the adult domestic cat, Felis catus Journal of Experimental Biology 214 1039–51