Su origen se remonta a la Reconquista, cuando pastores segovianos se establecieron en unas chozas que habían construido. Durante mucho tiempo Soto se llamó "Chozas". En 1959 cambió su nombre, por votación popular.

Aunque se han encontrado algunos restos procedentes de la Edad del Bronce, el origen de Soto del Real está en la época de la Reconquista, cuando pastores de Segovia crearon algunas chozas para establecerse. Estas construcciones dieron nombre a Soto, que durante muchos años se llamó Chozas. Durante el siglo XIII, tuvieron lugar litigios territoriales para hacerse con el control de las tierras de la comarca. Chozas logró el título
de Villa en 1578. Otro hito histórico para el municipio llegó en 1959 cuando se procedió, por votación popular, a cambiar su nombre. Las opciones de denominación eran tres: Soto del Real, Alameda de la Sierra o mantener el nombre histórico. La población se decantó por el primero, que hace referencia a los árboles y sotos del pueblo y, también a su anterior adscripción a El Real de Manzanares.

Patrimonio natural

La naturaleza es, por tanto, una de las señas de identidad de Soto del Real. La vegetación presenta cambios a medida que aumenta la altitud: a 900 metros se encuentran dehesas y pastos; aproximadamente, a partir de 1.100 metros proliferan robles melojos, enebros, majuelos, pinos, arces de Montpellier y endrinos; y a más altura es posible encontrar piornos. En cuanto a la fauna, destacan las aves –alondras, cernícalos, herrerillos, milanos, cucos y rapaces-, los mamíferos, reptiles e insectos.

Patrimonio histórico-artístico

La Iglesia de la Inmaculada Concepción es uno de los principales ejemplos del patrimonio artístico de Soto. Fue construida en etapas por lo que presenta varios estilos arquitectónicos. La cabecera, la parte alta del templo y el crucero corresponden al siglo XVI, mientras que la nave central es del siglo XVIII. La torre, procede de una iglesia primitiva y se une con la nave mediante la Casa Parroquial. En el interior de la Iglesia hay retablos barrocos del siglo XVIII y la mesa del altar está decorada con motivos platerescos.

Otros ejemplos patrimoniales son el Puente Románico –de época medieval y construido en piedra- y el Paralelepípedo –de entre los siglos I y II-, que es una de las primeras muestras escritas de la historia de Soto del Real pues figuran inscripciones en latín con nombres de antiguos moradores del municipio.